Por qué no me funcionó la crianza con apego

Quien me conoce sabe que soy una “yonki” del aprendizaje, que tengo un nivel de autoexigencia alto y que siempre, siempre, tengo en mente cómo aprender algo, mejorarlo, o mejorarme “a mi misma” para poder utilizarlo posteriormente en el trabajo, con otras personas o con lo que sea. Debe de venir de mi época de estudiante (siempre fui muy responsable, independientemente de las notas, yo estudiar, estudiaba tela) o por mi propia personalidad, pero es algo que está ahí, y aunque en ocasiones (muchas) me supone un estrés que sería prescindible según muchos puntos de vista, a mí me merece la pena. Así que cuando me quedé embarazada de Lucas “enfoqué” el tema de igual forma, me puse a devorar libros, blogs y revistas sobre educación, crianza,bebés, rutinas  etc. y los comparé, fuí cogiendo algunas cosas de unos y de otros…y me “enamoré” perdidamente de la crianza natural o la “crianza con apego”. Este concepto debe ser muy antiguo pero para una madre primeriza, sin amigas ni familiares que ya hubieran sido mamás recientes, fué toda una novedad y ahí me enfrasqué yo. Embarazo con yoga prenatal, comida natural, parto respetado y me leí los famosos libros  del Dr. Carlos Gonzales (hay un volumen que incluye los 3 más importantes comer,amar y mamar) y también unos libros que encontré en amazon en inglés sobre la crianza durante el embarazo, parto y primer año de vida natural, dando absolutamente prioridad al apego de la madre al bebé escritos por Dr. Gowri Motha ademas de los famosos “Qué esperar cuando estás esperando” y ” Qué esperar el primer año de vida

Sin embargo, y a pesar de lo bonito que lo pintan todo, de lo natural que parece todo y de que en muchas ocasiones parece de “sentido común”, yo personalmente no he podido, no he querido, criar con apego. Criar con apego implica, aunque no te lo dice ningún libro, ni ninguna revista, ni ninguna matrona, criar con apego decía, implica al menos en mi opinión, renunciar a demasiadas cosas. A muchas cosas. Durante un tiempo, se supone, efectivamente, pero hay que tener claro que durante ese tiempo tú desapareces. Voy a ser más específica:

  • Colecho con el bebé (ojo no se recomienda antes de los seis meses) implica, siempre, por un lado, renunciar a dormir bien, a descansar tú. Meter a un bebé en la cama implica al menos para mí, estar pendiente de forma inconsciente de si se asfixia contigo, o con las sabanas, le aplastas al darte la vuelta o le tapas con la manta por encima de la cabeza. También en un aplastante número de casos,  papá duerme en otra cama o en el sofá (dependiendo del espacio) y también implica renunciar a tu vida sexual. En general, no conozco a nadie que le apetezca “iniciar el tema” teniendo a su hijo en la misma cama. y sí claro hay otras horas y otras habitaciones, pero la 1 de la tarde un sábado en el baño o la cocina pues…
  • Lactancia materna hasta los dos años. En algunos casos hasta más adelante, y conozco un caso que con 6 añitos sigue, sólo por las noches “pidiendo tetita” o no se duerme. En mi opinión, hasta el año, es perfecto, necesario y lo ideal, hasta los dos años para las valientes que además pueden hacerlo por cuestiones laborales claro, pero más adelante, es “anclar” al bebé a eso, la etapa del “bebé” que no le corresponde con 3,4,5 añitos etc. En cierto modo lo “infantilizan” y en mi opinión no por el bienestar del bebé sino por su propio bienestar…me refiero al psicológico. Las mamás quieren seguir sintiendo que tienen un bebé aunque tenga 4 años. Y con 4 años ya deben de comer de todo, solitos y de forma independiente, y son perfectamente capaces de hacerlo, ya que muchos comen en los comedores del cole. ¿por qué anclarle a la época del bebé si evolutivamnte, sencillamente no lo es? Aunque el bebé es una etapa preciosa, las siguientes son iguales de preciosas y todas tienen sus puntos buenos y malos (por supuesto) ¿Por qué quieren anclarse a una de ellas? No lo comprendo.
  • No gritarles, no reñirles, no castigarles, no exigirles que aprendan a recoger sus juguetes, a que no se pintan las paredes, a que se come de todo, a que se ducha todos los días…porque “ya aprenderá”, o “ya lo pedirá cuando lo necesite”….yo en esto, simplemente, me guío por los programas de animalejos de La 2 (los de la siesta esos, que “vemos todos porque jamás vemos Sálvame“, esos mismos). Las leonas, limpian a sus cachorros y los enseñan a cazar antes de que sean adultos. Les enseñan a cazar porque es lo que tienen que hacer los leones, cazar para comer (si no, no comen). Los pájaros llevan al nido las presas, hasta que empujan a sus crías a volar…y ya no vuelven. El día que salen del nido, están preparados y listos y se van. Pero antes su mamá les ha enseñado (y empujado). Evidentemente depende del animal (es cierto que los mamíferos tardan más en dejar el vinculo materno) pero todas las especies enseñan a sus “cachorros” en la medida de cada uno a hacer ” lo que tienen que hacer cuando lo tienen que hacer” para ser independientes. Nosotros no, nosotros preferimos esperar a que el niño prefiera comer judías verdes con filete a un tazón de crispis con chocolate, a que decida aprender a escribir a quedarse jugando, a que decida aprender a hacer la cama en vez de que se la hagan. Muchos se van a quedar esperando me temo…y por otro lado, me parece  más lógico empezar a enseñarles cositas poco a poco en la medida de lo posible que cuando de pronto, a los 6 años y  entren en la “educación reglada” ( aquí aunque metamos al niño en el colegio que queramos, y con el tipo de educación que queramos, los planes de estudios y los contenidos los diseña el estado de los 6 los 16 años de educación obligatoria)  y tengan que “ponerse al día” con sus compañeros en un tris.
  • Y por último, que no es lo más importante pero si me parece un poco triste…las mamás que conozco que se han tomado el tema del apego muy literalmente , aunque les encantaría ir a por otro, al ser el mayor más dependiente les da “pena” y no se ven capaces de asumir otro bebé (conozco casos de de dar el pecho a la vez a un bebé y un niño de dos años, a pesar de las indicaciones del pediatra). No sé, pero yo creo que me arrepentiría en un futuro de no haber tenido los hijos que yo quería tener por no haber sido capaz de “dejar crecer” al primero. Porque yo creo que es a lo que se reduce todo, a permitir crecer a nuestros hijos.

¿Puede ser que sea porque la mayoría de las mamás solo tienen un hijo hoy día?¿por eso intentan mantener la etapa bebe hasta los 6-7 años?¿es un movimiento “cultural” de alguna forma, aunque disfrazado de feminista, profundamente antifeminista al defender el papel de la madre como el más importante de tu vida, y en consecuencia, apartarte de tu vida laboral o de tus expectativas profesionales? ¿es simplemente una forma más de vender productos (no olvidemos que en esta corriente aparecen la alimentación ecológica, que jueguen únicamente con juegos de madera bajo la tutela a de Montessori, Waldorf etc?¿Intentamos copiar los sistemas del norte de Europa? En Alemania (ejemplo para todo) apenas hay guarderías privadas y son cariiisimas porque se da por hecho, simplemente, que la mamá los primeros 3 años del hijo se queda en casa. Y si no lo haces, encima, te miran mal.Y no lo digo de oídas no….

Evidentemente todo esto es absolutamente respetable, pero ya os digo, yo no servía…¿para que engañarme?¿para que forzar lo que no me salía de forma natural? Adoro a mis hijos, a los dos, con locura pero necesito trabajar, dormir, descansar y tener vida más allá del parque y de los pañales, necesito leer libros,e ir al cine. Me gusta ver como queman etapas, como dejan el pañal, empiezan a comer solitos y de todo, tienen amigos propios, investigan en el parque, en el campo o en la playa, pero también hacen puzzles, o empiezan con las matemáticas intuitivas y el inglés. Ver como progresan, como crecen, como avanzan. Creo que es un privilegio ver como se convierten en personitas, y dentro de unos años en personas.

En resumen, yo abogué finalmente por otro tipo de maternidad, …mi forma de hacer las cosas. Teniendo en cuenta que además no tengo abuelos ni familia que nos apoye y que estamos solos para todo, es de verdad lo que a nosotros nos está funcionando. Respecto a los libros que encontré para implementar mi teoría, fueron los de Tracy Hoggs que aunque la mayoría de ellos sólo están en inglés bien merecen el esfuerzo (“la susurradora de bebés” es un best seller) Esta enfermera británica,especializada en pediatría me dio muchísimas claves de crianza con cariño, respetuosa (nada de Estivill) pero que además te permite avanzar etapas y no perderte en tu rol de madre (si no es lo que quieres, claro).

th

A mis hijos: espero haber acertado, en unos años veremos el resultado : )

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s